Si te preguntas qué diferencia hay entre el marketing de contenidos y el copywriting quizás a lo largo de más de una década los que nos dedicamos a ello no lo hemos explicado bien.

¿Son dos técnicas diferentes? ¿Sirven para lo mismo? ¿Las necesito para vender? Vamos a despejar estas dudas.

Por ponernos en situación, yo estudié Publicidad y Relaciones Públicas. Durante la carrera escribir un artículo o un copy era habitual.

¿Son hermanos el marketing de contenidos y el copywriting?

Lo que sabemos con seguridad es que ambos provienen de la publicidad. ¿Y qué busca la publicidad? Vender.

  • El marketing de contenidos, como bien explica @Igarcia en 40 de fiebre  tiene un fin atraer y retener a esos posibles clientes a través de un contenido relevante y valioso.  Atención a esos dos últimos términos.
  • El copywriting  se basa en la escritura persuasiva. Y tiene un fin, que el lector realice una acción. Hablar de redacción persuasiva es hablar de David Ogilvy, el padre de la publicidad.  Él apostaba por hablar de manera clara al cliente sobre el producto y sus ventajas. Pero quiero ampliar algo más sobre el copywriting o la redacción persuasiva. Permíteme el anglicismo pero nació fuera.

Direct response copywriting

Y abro este apartado sobre la respuesta directa y vuelvo a mencionar a Ogilvy que sabía que un texto bien estructurado era clave. Sobre todo si buscabas vender de una manera diferente hasta ese momento. La respuesta directa. Es decir, darle al cliente una razón poderosa para que comprara un producto.

Durante la carrera vimos muchos ejemplos. Anuncios en revistas que eran verdaderas obras de arte. Donde nada se dejaba al azar. Tanto la imagen, como la ubicación del texto formaban parte de esa publicidad moderna a principios de los 2000.

Crear contenido NO es copywriting

Puedes escribir bien. Incluso vender muchos ejemplares de tus libros. Nada tiene que ver con saber escribir un texto que persuada a una persona para:

  • Convertir al lector en un suscriptor.
  • Fidelizar a ese suscriptor a través de tu newsletter.
  • Que tus campañas por e-marketing sean un éxito si pretendes vender.
  • Obtener que tus seguidores de redes sociales participen.
  • Lograr que un lector/consumidor te pida conocer tu producto o servicio.

El copywriting va de eliminar adornos, de presentarnos con la cara lavada. De ir al grano. De ofrecer solo la información necesaria para el lector, de un modo claro, conciso y efectivo.

El copywriting es una cita con una persona, el marketing de contenidos es el lugar donde le conociste

El marketing de contenidos busca atraer la atención, esta frase aparece en el artículo de Cristina Aced y me resulta acertada. Ni marketing ni periodismo. Ella defiende que más que marketing de contenido se trata de redacción. También estoy de acuerdo. Pero los conceptos cambian y tal vez eso forme parte del juego de la seducción.

Pero teníamos una cita. Al copywriting le ha gustado una frase. La encontró en un blog de una empresa que fabrica helados. Pero lo que no sabía ese blog es que las dotes de persuasión de su pareja calarían entre sus palabras.

Es lógico porque si algo diferencia al copywriting de otras técnicas es:

  • Su capacidad para escuchar las necesidades de un posible cliente.
  • La manera de empatizar con sus emociones.
  • Esa forma de informar con las palabras justas.

El copywriting sabe cómo identificar los puntos de dolor del cliente y ofrecerle una solución. Al blog, que sabe muy bien cómo hablar sobre helados y sabores, le resulta estimulante este personaje. Cree que formarán una gran pareja. Y es cierto. El marketing de contenidos puede ir de la mano del copywriting, forman un dúo explosivo.

¿Por qué el copywriting es tan importante en la vida del marketing de contenidos?

Llevo escribiendo desde 2005 en Internet. He tenido cuatro blogs. Mi dispersión era absoluta. Eso no significa que no tuviera lectores. Pero estaban dispersos. Unos leía a la Joana cinéfila, otros a la estudiante de publicidad, algunos a la Joana escritora y los que restan pasaban por allí.

Con mi ejemplo quiero decir que el marketing de contenidos puede aportar valor y retener a un lector. Pero si le echa unas gotas de copywriting a sus artículos, vídeos, etcétera logrará que se queden para siempre. Y si mi objetivo era vender un libro o que se suscribieran a mi newsletter era fundamental aplicar esta herramienta de persuasión.

¿Es lo mismo un redactor de contenido que un copywriter?

El objetivo de una redactor de contenido no es vender, es comunicar. El objetivo de un copywriter es vender.

  • Las bicicletas tienen dos ruedas (marketing de contenido)
  • Las bicicletas son para el verano (copywriting y una excelente película)

La primera opción te ofrece una información y la segunda despierta tu interés. ¿Por qué para el verano?

Sé que  la diferencia es sutil pero mientras que el contenido aporta valor, información y crea comunidad/compromiso, engagement. El copywriting hace el trabajo final, vender.

Para terminar, si detrás de un buen copywriting no hay una buena estrategia de marketing de contenidos no funcionará. El redactor atraerá al cliente y el copywriter con su trabajo logrará cerrar una venta.

El marketing de contenido te recibe en un lugar donde te sientes cómodo (valor) y el copywriting te incita a que compres esos bombones (acción)

Llevo más de diez años ejerciendo de redactora y te doy mi palabra, ser copywriter es complicado porque trata de algo llamado, ponerse en los zapatos del otro.

Crear contenido es llenar tu cabeza de datos importantes para el lector. Escribir un buen copy es el resultado de meterte en los gustos y necesidades de una persona a la que tratarás de conocer mejor que a ti misma.

Quédate porque soy redactora y copywriter, una mezcla explosiva.

Gracias por leerme.

 

Joana Sánchez

 

 

 

Puede que también te guste...

1 comentario

  1. […] tras esta pequeña parada volvemos al inicio, el copy perfecto y el copywriting que no es nada más y nada menos que saber comunicarte con tus clientes/lectores a través de la […]

Los comentarios están cerrados.